Poco a poco las acciones del nuevo gobierno que llegará a México van dando de qué hablar, desde los cambios en el Congreso de la Unión, donde el partido Morena es mayoría, los diputados ya comienzan a trabajar en las regulaciones a salarios de servidores públicos, una de las principales propuestas de gubernatura del candidato electo Andrés Manuel López Obrador.

Con la implementación del plan de austeridad, el cual incluye especialmente reducir sueldos a los altos funcionarios a través de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, se tiene el objetivo de alcanzar un ahorro de hasta 2,752 millones de pesos.

Actualmente son 687 funcionarios quienes perciben ingresos anuales superiores a un millón de pesos.

¿Qué otras medidas se integran al plan de austeridad?

No será solamente el sueldo de los servidores públicos con el que se logre el objetivo, otras formas que suponen un ahorro importante para la nación serán: prestaciones superiores, como prima vacacional, seguro de vida institucional, seguro de retiro y gastos médicos mayores. Cualquier tipo de bonos, incentivos, vales para alimentos y de transporte, lo cual se verá reflejado en el capítulo 100 presupuestal.

Prestaciones adicionales que vale mencionar son: el arrendamiento mobiliario, de vehículos terrestres, aéreos, marítimos y lacustres -esto supone un ahorro de 353 millones de pesos-. Además, se espera la reducción en el número de comisiones ordinarias, especiales y centros de estudio de la Cámara de Diputados, actualmente son 53.

Sin duda, se trata de un nuevo punto de partida, cuya apertura será el 1° de diciembre, López Obrador junto con su equipo se encuentra sentando las bases del nuevo paradigma para la administración pública, pensando en una remuneración que no sea alta para los funcionarios, pero sí digna para su labor. Después se logrará establecer la estrategia para el presupuesto de 2019.

Estas condiciones no son una imposición ni una muestra de arbitrariedad, tampoco son aceptadas por la totalidad, habrá quien las reconozca y se quede a trabajar para la ‘cuarta transformación del país’, por otro lado, los que se sientan agraviados estarán en su derecho de decidir si continúan o no, por supuesto hasta donde su mismo contrato y su misma relación laboral lo permitan.

Ningún servidor público ganará más que el Presidente

Anteriormente, AMLO dio a conocer el sueldo que va a ganar una vez que tome el cargo, 108 mil pesos mensuales, esto es 40% de lo que recibe el Presidente Enrique Peña Nieto. Sabemos que la nueva normativa busca establecer que ningún servidor público gané más que el Presidente de la República, y esto será establecido en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Y no hay marcha atrás, en la legislación se sumará al capítulo V Bis, al título décimo del libro segundo del Código Penal Federal, la especificación de que ‘para aquellos que reciban más ingresos que lo establecido e incurra en una responsabilidad administrativa o política, se le considerará culpable del delito de remuneración ilícita’.

Publicaciones recomendadas

Déjanos conocer tu opinión

Transición 2018Clasificación de los servidores públicos